¿Qué hacer si las cerraduras se congelan con el frío?

En el momento que las temperaturas en invierno son intensas, no sólo afecta a los seres humanos, también puede afectar las funciones de los objetos que utilizamos diariamente, entre ellas esta las cerraduras de coches, puertas principales y hasta ventanas.

Las cerraduras congeladas son el resultado del exceso de humedad acumulada en la parte interna de la misma, esto es consecuencia del frío, hay que tener cuidado cuando esto sucede, ya que intentar forzarla en este estado puede dañar tanto la cerradura como la llave y romper una llave dentro de una cerradura congelada es una situación compleja y difícil de solucionar.

Cerrajeros que han hecho mantenimiento de Cerraduras Arcu, desean presentarte en este apartado las posibles soluciones una vez se ha congelado la cerradura y algunas medidas para evitar este hecho, ya que cuando necesitamos salir, no disponemos del tiempo suficiente para el proceso de descongelamiento.

¿Qué hacer si las cerraduras se congelan con el frío?

Qué hacer para descongelar la cerradura

  • Aplica un poco de lubricante en la cerradura o en la llave, esto funciona mucho mejor si le aplicas  el lubricante a la llave o si puedes ingresarlo a la cerradura con una pequeña pajita, evita lubricación con grasa o de silicona, ya que pueden cambiar la cerradura y no mezcles o utilices diferentes tipos de lubricantes.
  • Intenta calentar la cerradura con aire caliente, puede ser por medio de un secador de cabello o con tu propio aire, este es un proceso que puede tomar algún tiempo.
  • Puedes calentar la llave, puedes hacerlo solo si la llave es totalmente metálica y si no posee ningún chip electrónico, procede a tomar la llave con una pinza y aplica calor con un fósforo o encendedor, calienta durante algunos minutos e inserta en la cerradura.

Prevenir que las cerraduras se congelen con el frío

Estar fuera de casa o del auto congelandonos e intentando abrir una puerta es una situación estresante y más aún si rompemos la llave dentro del bombín, es una situación común en los primeros días de invierno, es allí cuando la mayoría de personas solicitan la ayuda de un profesional, sin embargo, es posible evitar que la cerradura se congele.

Proteger las cerraduras de precipitaciones: la humedad y el agua hacen que las cerraduras se bloqueen, por lo tanto es necesario proteger el cilindro de la lluvia directamente y de la nieve, si el agua logra entrar al cilindro lo más probable es que este se congele.

Especialistas que trabajan con estos dispositivos de seguridad, opinan que en el caso de las cerraduras de autos, la mayoría disponen de protección contra el polvo y bloquea totalmente el acceso directo de la suciedad, asimismo protege al cilindro de la lluvia y la nieve.

Mantenimiento con aceite: asegúrese de que use el lubricante adecuado, el aceite funciona como una capa protectora sobre las piezas de metal y estas permiten ser usadas aun cuando tengan una capa de hielo, en el caso de las puertas de casa, deben ser lubricadas tres veces al año y si es usada con mucha frecuencia, la lubricación debe realizarse una vez al mes.

Evitar que se acumule la suciedad: está bien aplicar aceite con frecuencia en las cerraduras y más aún en épocas de invierno, sin embargo, es necesario, no hacerlo demasiado y retirar el aceite restante.

En fin, la razón principal por la que se congela una cerradura es la humedad, el agua y la falta de mantenimiento, es por ello que se recomienda aplicar las medidas de mantenimiento a tiempo antes de que sea un proceso de descongelamiento aún más complejo.

Clemente Vegas

Clemente Vegas escribió 26 entradas

Navegación de la entrada